Desde su entrada en el noviciado pasionista, San Gabriel abrazó con entusiasmo los ideales de la orden: la meditación de la Pasión de Cristo y la vida …

por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *