los sueños. Finalmente, el descubrimiento del «Cogito» en el fragmento siguiente se relaciona. directamente con la primera meditación, donde, al dudar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *