Domingo de Ramos en Sevilla: de nuevo pudieron las ganas… Cristo de la Humildad y Paciencia. Meditación en tiempos de sobremesa.

por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *