Y asegura que «no es para leer de corrido», sino para dosificar y meditar en el día a día. De la Pasión a la Misericordia. Meditaciones para la Semana …

por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *