En la literatura religiosa siempre se ha sentido la necesidad de contar con un tema, con un pensamiento para la meditación de cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *