Asumes la culpa y pones esa atribución donde no corresponde», explica Ana Sierra, psicóloga e instructora de meditación. TE PUEDE INTERESAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *